De Talcahuano al País: M. L. Sandoval y los “Pétalos para Darién”

El pasado miércoles 22 de octubre, pudimos ser parte del evento de lanzamiento, en el Instituto Chileno Norteamericano de Cultura de Concepción, del libro “Pétalos para Darién” del escritor chorero, Maikel Loyola Sandoval, quién accedió a compartir su experiencia de escritor con nosotros.

Imagen14

Cómo partió esto de ser escritor? ¿algún modelo a seguir? ¿por qué?

Partió como la necesidad de plasmar mis propias ideas en algo concreto, consciente de que las grandes obras culturales que tanto me entretenían, fueron creadas por personas iguales que yo. Eso me hizo aterrizar a aquellas celebridades que me parecían tan lejanas. “Yo también puedo crear historias memorables”, pensaba. Gracias a que de niño leía muchos análisis y críticas de videojuegos, aprendí mucho sobre redacción y estructura narrativa. Ahora leo mis textos de esos años y me dan risa, pero desde luego no estaban tan mal considerando mi edad. En el propio proceso de escribir es donde uno más aprende. En cuanto al modelo a seguir, me valí de la estructura de las películas que me llamaban la atención, así como la de algunos libros. Estaba seguro de poder plasmar el mismo ritmo en mis historias, influencia que sigo usando hasta hoy.

 ¿Cómo nació la idea de “Pétalos de Darién?

Cuando comencé mi primera novela llamada El sacrificio de Sofía, tenía mis ideas relativamente claras, pero las primeras líneas de esa historia las escribí cerca de mis 20 años. Luego me rendí, pues sinceramente publicar un libro lo veía muy, muy imposible. Pasaron años y lo retomé cumplido mis 28, cuando mis ideas y principios habían madurado y mutado por la experiencia. Así que a pesar que disfruté continuar con mi trabajo pendiente, ya tenía otras ideas que quería expresar. Ideas más maduras y críticas. Pétalos para Darién nació justo en los últimos compases de mi primer libro, y la idea que dio vida al texto final se sustentó en la fe como factor determinante en el comportamiento de un hombre perturbado.

 ¿Tienes alguna manía a la hora de escribir?

Suelo pensar los capítulos durante al menos una semana antes de escribirlos. Ah, y soy un maniático de las palabras desconocidas o de las que no recuerdo bien su significado. Cuando eso pasa, saco el papel que sea y escribo la palabra esté en un bus o en el baño. Todo con tal de asegurarme el no olvidarla para luego investigar su significado.

Mk sandoval2 ¿Cuánto tiempo te tomó escribir este libro?

El primer borrador me tomó 6 meses, pero 6 meses en que casi no descansé. Luego de eso, entre correcciones, modificaciones, capítulos nuevos, descansos, poemas y más cambios, me tomó cerca de 2 años y medio.

 ¿Qué le dirías alguien que este iniciándose en la literatura?

Autocrítica y confianza en el proceso. Hay todo un mundo de artistas en semejantes condiciones. Nunca pensar que se es el único que escribe, ni tampoco dejarse llevar del todo por las críticas, ni menos por los halagos. Los halagos a veces hacen más mal que bien. Investiga y busca grupos que compartan tu misma pasión. Ya verás cómo se expande tu perspectiva, y poco a poco comienzas a adentrarte en círculos sociales humildes y llenos de buenas intenciones relacionadas a tus metas. Escribir es un proceso solitario, pero que necesita de la interacción con otras personas para enriquecerlo un poquito más.

 ¿Qué tipos de libros amas y cuáles no soportas?

No tengo un género predilecto. Puedo disfrutar leyendo novelas de realismo mágico, ciencia ficción, fantasía, thrillers o de suspenso. Da igual. Sin embargo, hay cierto tipo de libros que no soporto, y esos son los de autoayuda.

¿Qué opinas de iniciativas como la de nuestra revista?

Necesarias, sin duda. La industria editorial actual vive una etapa de hermetismo en el cual el contacto, el dinero y el azar, forman los ingredientes básicos para que un autor pueda optar a ser publicado. No quiero engañar a nadie tampoco. Es lógico que no todo el mundo puede vender millones de copias de libros, ni de viajar al extranjero, ni salir en la televisión todas las semanas. Pero tampoco es que ese mundo sea el único. Hay otro, con escritores tan buenos que, o no han tenido la oportunidad, o simplemente no les interesa mediatizar sus obras. Para ese mundo es necesario iniciativas como la de esta esta revista. Necesitamos nuestros propios medios de difusión adaptados a nuestra realidad y público. Si, por medio del trabajo de gente como ustedes un escritor puede llegar a más, es porque están haciendo bien su trabajo. Los necesitamos, ya sea para dejar un registro de nuestras andanzas, como para sacar adelante la cultura local tan mirada a menos.

 ¿Qué le dirías a los lectores de “Lecturas en el sur?Imagen15

Que abandonen los prejuicios y se dejen sorprender. Sé que es difícil, porque también caigo en lo mismo constantemente. Pero es algo que he podido comprobar de primera fuente con mi obra. He puesto a prueba mi novela en otras regiones (cielos, ¡hasta en otros países!) y la respuesta ha sido coherente en todos lados. Una vez se rompe esa muralla del “que si nadie te conoce, es porque no eres bueno”, todo se vuelve más fácil, obvio. Pero no todos cuentan con las fuerzas ni el tiempo para además de escribir, vivir la vida cotidiana; de abrirse paso sólo para hacerle ver a tu propia tierra, que en otros lados sí que se te valora. Los lectores de Lecturas en el sur no solo cumplirán una función pasiva (con el propio actor de leer a otro), sino que también activa, al ser ellos mismos los principales embajadores y publicistas de los autores locales. Por ello les doy las gracias..-

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s