Jóvenes rompen con los prejuicios y ganan mayor espacio en la industria de los libros

Saben todo acerca de las últimas tecnologías, pasan horas frente a las tabletas y son reyes del ‘chat’, pero jóvenes actuales se entregan con igual pasión a la literatura para sacudir prejuicios que los colocan lejos del amor a las letras.

Agencia UNO

Pese a su mundo digital, a la hora de leer prefieren la vieja usanza y se vuelcan a los libros de ‘tinta y papel’, elevados a objetos de culto al punto de subir fotos de sus bibliotecas a la red, lugar de encuentro favorito de esta nueva generación de lectores.

La franja entre los 12 y 17 años es además la más activa dentro del segmento joven que gana cada vez más espacio en la industria, según fuentes del sector.

Los intereses son variados, y aunque la saga fantástica que desató ‘Harry Potter’ sigue vigente ya ocupa un lugar de ‘clásico’ frente a nuevas tendencias, donde la narrativa realista y con ribetes dramáticos es la nueva estrella de la literatura juvenil.

“Los jóvenes cada vez leen más literatura, en los últimos años se vive un verdadero furor y su peso supera el 20% del mercado”, explica a la agencia de noticias AFP María Amelia Macedo, gerente editora para este segmento del grupo Penguin Random House en Argentina.

El súbito crecimiento tomó por sorpresa a los propios editores que ahora ‘espían’ la cocina adolescente gracias a la ventana que les abren los ‘booktubers’, con videos donde recomiendan en la red los libros que les gustan o lanzan críticas despiadadas.

“Hacen comunidad de esa forma y es una herramienta extremadamente valiosa para nosotros”, admite Macedo sobre los ‘booktubers’, cuyas críticas orientan el lanzamiento de nuevas obras para alimentar a un mercado ávido de novedades permanentes.

El uso de la tecnología en este caso “va en favor de la lectura y la promueve aún más”, sostiene María Fernanda Maquieira, editora del sello Alfaguara.

La editorial pudo comprobarlo recientemente tras el éxito de ventas de un libro publicado en un blog en forma de entregas semanales y que se agotó en librerías en cuanto llegó al formato papel.

– Un libro, una firma, una ‘selfie’ –

“Me encanta el olor de los libros, soy fanática de (John) Green, me hace llorar como loca pero no puedo dejar de leerlo”, dice María Toralli, de 16 años con una sonrisa radiante pese a los frenillos al hablar del estadounidense autor de “Bajo la misma estrella”, uno de los preferidos entre el público adolescente.

María es una entre los miles de jóvenes que ‘coparon’ la 41 Feria Internacional del Libro en Buenos Aires dispuestos a aprovechar precios de oferta o a hacer pacientes filas para llevarse una firma y una ‘selfie’ con los muchos autores que visitaron la exposición, que cerrará el lunes.

Como en la edición anterior, este año los jóvenes fueron mayoría en la feria que diseñó espacios, actividades, concursos y exposiciones especiales para este sector mimado de la industria que además organiza una feria anual especial para el segmento infanto-juvenil a mediados de julio.

“Los adolescentes se relacionan con la literatura como verdaderos fans”, dice Maqueira, para quien la clave del éxito está en historias “en las que pueden identificarse fácilmente porque los ponen como protagonistas”.

Según la última Encuesta Nacional sobre Hábitos de Lectura (2011), un 59% de los argentinos dice leer al menos un libro al año, de ellos un 63% son jóvenes de entre 18 y 25 años.

Fuente: BioBioChile

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s