El Hobbit: Un viaje a la fantasía

En un agujero en el suelo, vivía un hobbit. No un agujero húmedo, sucio,
repugnante… …era un agujero-hobbit, y eso significa comodidad.

Estas primeras líneas me ponen la piel como de gallina cuando las leo, tal vez porque en mi fuero interno soy un niño. Tolkien, su autor, creó un nuevo mundo que nos despertó a la maravilla de un género naciente; la fantasía.

lee-lotr_Frodo_and_GandalfBilbo es un sujeto común, de clase media, tranquilo, pacífico, sin mayores pretensiones que una vida simple, y su única gran habilidad es algo que sus compañeros enanos necesitan imperiosamente, que queda clara en una frase del mago Gandalf:

“Me pedisteis que encontrara al hombre catorceavo para vuestra expedición, y elegí al señor Bilbo. Basta que alguien diga que elegí al hombre o la casa equivocada y podéis quedaros en trece y tener toda la mala suerte que queráis, o volver a picar carbón.”

 La suerte. Gandalf hipotecó la suerte del Hobbit por una hazaña imposible. Bilbo, la más ínfima criatura, quieren que le entierre una daga en el costado a un dragón rojo, al despiadado Smaug.

Hay elementos en esta obra que la ponen por sobre todas la demás en literatura infantil, al menos para mí, y esto es el atisbo a la profundidad de un nuevo mundo. Su autor John Ronald Reuel Tolkien era un filólogo y profesor de lenguas que le dio a la Fantasía el puntapié inicial.

El Hobbit es por lejos la mejor introducción que se le puede otorgar a un niño y/o adolescente a la alta fantasía. ¿Por qué?

Imagina un mapa donde hay escritas algunas runas indescifrables, y te dan el dato, en las primeras páginas, que aquellas runas representan la palabra “El Hobbit” (En inglés), y luego te dicen “Las dos últimas runas son las iniciales de Thror y Thrain”. Y es ahí donde, con la curiosidad de un niño que explora un laberinto, caes en cuenta que bien podrías ir rellenando el texto y traducirlo… ¡Qué maravilla!

Mapa-de-thror

Ahora bien, como diría el profesor, puede que esto ya lo hayan visto en muchas otras novelas y que no tiene ninguna novedad, pero el punto es que este fue el primer libro que lo hizo. Interactuó con el lector haciéndolo participe del descubrimiento. ¿Cómo un alma de niño no querría seguir leyendo semejante introducción?

alan-lee-the-hobbit-riddles-in-the-darkPara la mala suerte de todos los asiduos lectores de Tolkien, la adaptación cinematográfica de este libro fue más que decepcionante. Aunque hay que decir que la escena de Acertijos en las tinieblas, es tal vez la mejor escena que he visto de los cuatro libros del autor llevados al séptimo arte.

En la actualidad la imaginaría creada por Tolkien está tan engarzada en la cultura popular, que es inevitable cuando dicen la palabra “mago” no vislumbrar irremediablemente a un sujeto anciano, con un sombreo puntiagudo de ala ancha y frondosas cejas, con una capa amplia encima, normalmente gris; o sea, a Gandalf.

Sería realmente malo de mi parte, casi “Smaugoso” si les contara de qué va esta maravilla de cuento haciendo lo que hoy llaman “Spoiler”. Pasan
muchas cosas que son en gran parte causadas y/o causales de las acciones de la menos importante de las
criaturas; El Hobbit.

Por:

Alejandro “Dádileb” Torres F.
Alejandro “Dádileb”
Torres F.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s