[Entrevista] Belén Cereceda y Carolina Pineda: La nueva literatura nacional

12287339_10153789190494306_1891623153_oNuestro pequeño mundo literario nacional, durante los últimos años, ha tenido un crecimiento sostenido, en el que poco a poco han ido surgiendo nuevas voces, que por momentos nos alejan de las temáticas sociales para sumergirnos en un universo de fantasía, pero también donde el género juvenil adquiere sentido, dándole el realce que merece, en una plataforma que genera curiosidad y deseo, como son los libros.

Triada Ediciones es un semillero de escritores talentosos, que cultiva temáticas diversas y que da cabida a este género, que durante mucho tiempo estuvo postergado a novelas provenientes del extranjero, lo que también ha permitido que el contexto editorial sea apreciado con otros ojos.

Hoy en día son muchos quienes sueñan con publicar un libro, sin embargo, el deseo debe ir acompañado de talento y disciplina, pero también de una gran historia. Una que aunque no cambiará el mundo, sí querrá ser leída por todos.

Carolina Pineda, es una joven estudiante de psicología que a través del ejercicio periódico de escribir en un Blog, descubrió una de sus grandes pasiones: escribir. Pero paradójicamente, fueron sus propios seguidores quienes la estimularon a “hacerlo en serio”. Fue así como el año 2013, bajo el sello Triada Ediciones, publicó su primera novela: El Pasillo, que rápidamente se convirtió en un éxito entre jóvenes y adolescentes.

Por otro lado y de manera similar, Belén Cereceda dedicaba gran parte de su tiempo a llenar cuadernos con historias que, sin que ella pudiera advertirlo, tomaban forma y adquirían vida propia, con un estilo marcado por su espontaneidad y sentido del humor.

BELÉN CERECEDA

  •  Para escribir la concentración es muy importante, ¿cómo encuentras el tiempo y el espacio para hacerlo?

Por lo general la mañana me da tranquilidad, porque todos están trabajando y mi casa es más silenciosa. Sólo me interrumpe Oliver -mi gato- para que lo alimente y mi hija menor que no lo deja comer.

  • ¿Te consideras una escritora nocturna o trabajas de día?

Ambos, aunque prefiero la mañana porque no tengo la presión del tener que dormirme, pero si por algún motivo no he podido escribir durante el día, me toca compartir la cama con el notebook.

  • Tu sentido del humor se ha convertido en un sello personal, que a muchos causa gracia, pero también tienes habilidades para el drama. De hecho, en Cuando Acabe el Invierno, varios han derramado más de una lágrima. ¿Pensaste que provocarías ese efecto?

Siempre me ha gustado el drama, pero cada vez que intenté hacer algo dramático terminaba odiándolo, así que de alguna manera daba un giro y mutaba a comedia. Esta vez mi posición al escribir fue distinta, acepté la línea que construí desde el principio y me ceñí a ella. Quería provocar en el lector las mismas emociones que sentía al escribir y supongo que funcionó. Creo. He recibido bastantes “te odio” y supongo que me los merezco.

  • La temática de esta nueva novela es totalmente diferente a Condenados, donde sus protagonistas debían enfrentarse a demonios, en medio de un mundo habitado por criaturas fantásticas. ¿En qué género te sientes más cómoda?

En todos los juveniles. Debe ser mi alma adolescente que se manifiesta al escribir, me gusta la comedia, el drama, la fantasía. No quiero encasillarme en un solo estilo, así que intento probar varios.

  • El año pasado, Condenados fue presentado en Desafío Saga y en esta oportunidad, un año más tarde, es el turno de Cuando Acabe el Invierno. ¿Cuál es la sensación que te embarga?

¿De que la gente de Desafío me quiere mucho? (ríe) Es una buena sensación, me encanta el feedback que se da en los eventos juveniles y Desafío Saga es una instancia ideal, donde todos pueden manifestar libremente sus gustos.

  • ¿Un libro al año?

Espero seguir así. Tengo varios avanzados, así que veremos cuál se gana mi corazón el próximo año.

  • Siempre estás trabajando en más de un proyecto a la vez, ¿hay alguno que esté tomando forma y que se perfile como tu próxima novela?

Tengo dos que me gustan mucho y que ya he avanzado bastante. Soy muy de sensaciones al escribir y muchas veces los que tengo más avanzados terminan quedando atrás cuando una idea me come la cabeza.

  • Hay quienes sostienen que ya se escribió todo y que es imposible crear una historia que sea 100% original, ¿qué opinas al respecto?

Si limitamos nuestro pensamiento desde el principio, entonces no podríamos ser soñadores. Yo no limito mis pensamientos, creo que cada libro, cada historia, tiene algo nuevo. Una honestidad que nace en quien la escribe y que no puede duplicarse.

Algún día escribiré la novela de un dinosaurio que viaja desde el espacio a la era del renacimiento a comerse a Leonardo Da Vinci, obligando a Dan Brown a ser cocinero en McDonald’s. ¿Ves? El pensamiento es infinito.

  • En Condenados te inspiraste en una vieja historia, acerca de Lilith, en tu nueva novela ¿de dónde vino la inspiración?

De una canción. No diré cuál, pero la melodía me trajo la historia. Luego, al crear a Lucas, me inspiré en su totalidad en mi hijo mayor y las cosas locas que salían de su cabeza.

  • De todos tus personajes, ¿con quiénes te identificas? ¿con la protagonista o con la amiga?

Con la protagonista, su humor negro y sus comentarios desubicados.

  • En tus dos libros publicados las protagonistas son mujeres, ¿has pensado en escribir desde la perspectiva de un hombre?

Fui criada sólo con hombres, así que su manera de actuar la tengo bastante familiarizada y me es más sencillo escribir de peleas, borracheras y el jugar a hacerse los machos recios, así que los dos proyectos avanzados son desde la perspectiva masculina.

CAROLINA PINEDA

  • Escribir es un ejercicio que a algunas personas se les da de manera natural, sin que aparentemente exista esfuerzo. En tu caso, ¿cómo describirías el proceso?

En mi caso, sólo escribo cuando me viene una idea. Lo primero que se me ocurre son frases aisladas, que algún personaje podría decir dentro de una trama. Ya teniendo eso, me es más fácil crear situaciones a partir de eso e ir hilando la trama.

  • ¿Desarrollas una línea temporal, delineando personajes, conflicto, clímax y desenlace o te dejas guiar por tu brújula interior?

El proceso comienza con lo que ya describí, que son los diálogos que voy moldeando como escenas. Cuando ya sé qué personajes quiero tener, construyo fichas con sus características físicas, muletillas y manías, cosa de no repetir las particularidades de uno en otros. Terminado esos, construyo una línea temporal y separo los capítulos en pre-conflicto, clímax y post-conflicto. Finalmente, me pongo a escribir.

  • El Pasillo es un libro hermoso que explora hechos cotidianos, propios de la adolescencia, sin profecías, elegidos ni magia, que nos lleva a recordar una etapa que a todos nos ha marcado de diferentes formas. ¿Cómo fue tu época de colegio?

¡Gracias! Creo que mi época de colegio fue bastante más “silenciosa” que la de Isa, mi protagonista. Mis más cercanos no estuvieron en el colegio conmigo y yo era muy callada dentro de mi curso. No me tocó vivir el drama de pelearme con alguien y tener que verle la cara todos los días, pero me pareció prudente hacerle eso a Isa para juntar lo académico y lo personal en la trama. Quería que el colegio fuera el escenario de la mayor parte de los conflictos ya que, aunque esa etapa no sea buena para todos, para nadie es indiferente. Es imposible no sentir algo fuerte al graduarse de cuarto medio, ya sea nostalgia (si te llevaste bien con tus compañeros) o simplemente miedo al cambio.

  • A través de lo que escribes, ¿ves algo de la antigua Carolina?

En “El Pasillo” sí, veo mucho de la antigua yo, sobre todo porque tenía la misma edad que Isa cuando lo empecé a escribir. No son las mismas experiencias, pero creo que me ahogaba en vasos de agua más pequeños que los de ella.

  • ¿Alguno de tus ex compañeros o amigos, se ha sentido reflejado en tu primera novela?

No sé si algún ex compañero habrá leído mi libro, pero varios de mis amigos se identifican con más de un personaje.

  • Te caracterizas por ver muchas series y también por ser una asidua lectora, ¿cómo influye esa ficción en lo que escribes?

Me influye en la necesidad de hacer que lo que escribo tenga coherencia. En las series de televisión tienes la oportunidad de ver lo escrito representado por actores y de notar las anomalías en la escritura, así que eso me motiva a reflexionar más a fondo sobre las situaciones que creo, para asegurarme de que también tendrán sentido en la imaginación de alguien más.

  • Según tu experiencia, ¿cómo surge la inspiración?

Normalmente con alguna película, canción o libro. Lo curioso es que siempre, siempre termino escribiendo algo que parece no tener absolutamente nada que ver con la fuente de inspiración.

  • Encierro es la segunda parte de esta historia, ¿te asusta la recepción de tus seguidores?

No tanto, pero me siento más confiada de la recepción de quienes disfrutaron del primer libro.

  • Desde la primera parte hasta ésta, que es la última, han pasado varios años y los protagonistas se encuentran en una etapa diferente, quizás más similar a la tuya (en términos de edad), ¿fue más fácil abordarlos en Encierro que en El Pasillo?

Me pasó algo muy curioso cuando empecé a trabajar en “Encierro”. Esto fue inmediatamente después de terminar “El Pasillo” en 2010 y, como hice un salto temporal de siete años entre ambos libros, los personajes con los que me volví a encontrar eran cinco años mayores que yo en ese tiempo y, aun así, de alguna forma predije muchos aspectos de lo que sería yo a mis veinticinco años, que es mi edad actual. Cuando me puse a editar el libro a principios de este año, me sorprendí al darme cuenta de cuánto calzaron las ideas que tuve hace tanto tiempo y cómo logré. Ahora me identifico por completo con mis personajes y estoy muy contenta con el resultado.

  • Más allá de la sinopsis del libro, que será presentado durante el Desafío Saga, ¿cómo describirías esta nueva historia?

Pese a que el conflicto de este libro es bastante más dramático y los personajes han sufrido grandes penas y decepciones desde el primero (especialmente Justin y Alejandra), me permití incluir un toque más humorístico para equilibrar la trama.

Por otro lado, el amor está abordado desde un punto de vista más maduro. Ya no se trata sólo de conocer a alguien y enamorarse, sino de re-descubrir a ese alguien y ver si se es capaz de seguir amándolo. Si bien el amor romántico tiene un rol algo más protagónico, la fuerza del amor de los amigos y de la familia también se ponen a prueba en este libro.

  • ¿Desarrollas algún otro proyecto literario en paralelo, que puedas compartir con los lectores?

Tengo algo avanzado un proyecto literario de fantasía. Lo retomaré en mis vacaciones de verano.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s