[Entrevista] Camila Valenzuela León: El 2016 será un año lleno de sorpresas

Camila Valenzuela León, forma parte de la denominada nueva camada de escritores nacionales, para quien, tras la publicación de Zahorí I: El Legado (2013), el éxito no se hizo esperar. Y aunque para muchos puede haber sido una sorpresa, el público juvenil esperaba con ansias un nuevo exponente de peso en la literatura juvenil.

Un año más tarde presentaría la segunda parte de su trilogía, Zahorí II: Revelaciones, consolidando su carrera profesional y la lealtad de sus lectores, lo que también sirvió para derribar el mito de que en Chile los jóvenes no leen.

Gentileza SM
Gentileza SM

Sin duda el 2014 fue el año de Camila, porque mientras disfrutaba del fruto de sus dos primeras novelas se adjudicó el prestigioso galardón otorgado por SM, El Barco de Vapor, con Nieve Negra. Un justo reconocimiento para una trabajadora incansable, que desde hace varios años, cuando decidió estudiar literatura, tenía claro lo que deseaba hacer, demostrando que el éxito es una consecuencia de la constancia y no una casualidad.

  • Es de conocimiento público que tus primeros acercamientos con el género fantástico fueron a través de C.S Lewis, Tolkien y J.K. Rowling, también que Zahorí es una historia en la que venías trabajando desde pequeña. ¿Siempre supiste que querías escribir literatura juvenil?

No, para nada. Desde chica me gustó la literatura y ya de más grande supe que quería dedicarme de lleno a ella, pero llegué a la narrativa para jóvenes de forma paulatina e incluso, al inicio, bastante azarosa.

  • Hace pocos años el escenario literario chileno parecía no querer explorar la fantasía, a pesar del éxito alcanzado en otros países. ¿En algún momento tuviste miedo de apostar por este género o confiabas en que el fenómeno se replicaría en Chile?

La verdad es que no escribí Zahorí desde ese lugar. Al principio fue muy simple: encontré el manuscrito y quise reescribirlo. En ese tiempo todavía no me metía al doctorado ni era parte de CiEL Chile, todo lo contrario: estudiaba foto e historia del arte y en la carrera –literatura– nunca tuve un solo ramo de literatura para adolescentes y jóvenes, así que cachaba repoco sobre aspectos ligados al campo literario juvenil, lecturas, fenómenos y otros.

  • ¿Qué sentiste cuando viste tu foto en periódicos y revistas?

Pudor.

  • ¿Eres tímida?

No soy tímida, pero claro que eso no significa que me guste ser el centro de atención. Prefiero la vida en bajo perfil.

Gentileza SM
Gentileza SM
  • ¿Cómo es un día normal para ti?

Lo primero que hago al levantarme es estirar el mat y empezar mi práctica personal. Después me voy a exprimir naranjas y moler palta para el de21
sayuno. Trabajo toda la mañana hasta el almuerzo (tesis), y luego sigo trabajando hasta la comida (escritura) o hasta que deba ir a dar clases. En las noches, leo o veo una película acompañada del José, mi compañero, y los gatos.

  • ¿Funcionas con una estructura horaria o escribes sólo cuando tienes ganas de hacerlo?

Funciono con horarios porque hago muchas cosas (doctorado, CiEL, escritura, clases, talleres, yoga, etc.), así que, si no soy metódica, me queda la tendalá.

También trabajas, diriges un instituto de estudios relacionados con la literatura y escribes. ¿Es difícil compatibilizar todas estas actividades?
Es difícil, pero no imposible porque esas actividades –las clases en la U, el doctorado, CiEL e incluso la escritura– tienen un punto en común: la literatura para niñas, niños, adolescentes y jóvenes. Creo que es más fácil sostener todas esas aristas cuando existe un eje que las une. Y claro, siempre está el yoga que me ayuda con todo eso.

  • 8. ¿Qué relación tienes con tus seguidores?

Ando la nada misma por las redes sociales y mi sitio web también es muy estático, así que no interactúo tanto con ellos, al menos por esa vía; sí intento responder todos los correos que me llegan.

  • 9. ¿Cuáles eran tus otras opciones de estudio?

No tenía más: era literatura, solo literatura.

  • Respecto a Zahorí, ¿qué podemos esperar para el último tomo de la trilogía?

Todo lo inesperado.

  • Nieve Negra es un libro autoconclusivo, en un tiempo donde están de moda las precuelas y secuelas, ¿siempre vislumbraste este libro como un libro único?

Sí, de hecho, lo escribí –entre otras razones– porque necesitaba escribir algo pequeño, casi un artefacto. Y si bien NN está dentro de un proyecto mayor, que ya pronto conocerán, no contempla precuelas ni secuelas.

  • ¿En qué estás ahora? ¿Algún nuevo proyecto que puedas compartir con tus lectores?
Gentileza SM
Gentileza SM

Estoy de cabeza en tres novelas que se publicarán el próximo año: la última parte de Zahorí, por Ediciones SM; sorpresa-uno, por Random House Mondadori, y sorpresa-dos, por Loba Ediciones.

  • ¿Puedes contarnos de qué trata?

Por ahora, no. Pero prometo avances apenas pueda darlos.

  • En FILSA te vimos presentando la precuela de la Trilogía del Malamor, Mala Luna, ¿cómo te sentiste en ese rol?

A nivel personal fue como un sueño, porque admiro al Chascas desde que tengo ocho años y pasaban por la tele “Amor a domicilio”, su primera teleserie. A nivel profesional fue todo un honor porque me parece que es un tremendo autor y la novela, además, está buenísima, así que
fue un desafío estar a la altura de las circunstancias.

  • ¿Has pensado en escribir para otro tipo de público?

Antes de volver a caer, mi última novela, me atrevería a decir que no tiene límite de edad.

  • En navidad, quienes leemos o escribimos, comúnmente recibimos muchos libros de regalo. ¿Te ocurre lo mismo?

Sí, aunque últimamente me han llegado más vinilos que libros.

  • Si bien, todos los presentes que recibimos son especiales, ¿existe alguno que recuerdes o conserves con cariño?

Mi primera baraja de tarot, el año 97. Me la regaló mi viejo.

  • La navidad es una fecha que para muchas personas no tiene mucho sentido, principalmente por las creencias personales, ¿qué sentido tiene para ti la navidad?

Me agobia ver cómo se ha ido transformando, cada vez más, en la fiesta del regalo y, por lo mismo, me cuesta encontrarle un sentido entre tanta
locura y consumo. Creo que, a fin de cuentas, me quedo con el hecho de estar con la familia.

Gentileza SM
Gentileza SM
  • Si tuvieras el poder de hacer realidad un deseo, ¿cuál sería?

El veganismo a gran escala.

  • ¿Algún otro proyecto literario que puedas compartir con tus lectores?

Por ahora, no.

Por ahora

Por:

Alejandro Vilches
Alejandro Vilches
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s