[Entrevista] Lester Aliaga: Multifacético maestro, dentro y fuera del aula

El CEAT es el Centro Educacional de Alta Tecnología para la región del Biobío, que integra la formación técnico profesional científica de jóvenes a través del Liceo Mauricio Hochschild. Lester Aliaga, encargado de biblioteca, es el engranaje clave para acercar la literatura a los futuros técnicos y lo hace mediante innovadoras propuestas.

  • ¿Cómo llegó al mundo de la lectura? ¿Quién o qué fue lo que la gatilló?

Vengo de un tiempo en que se leía en el cole. Mucho. Fíjate que yo estudié en la educación escolar en los 60 y 70. Teníamos que leer textos que ahora ni se nombran: El poema de Mío Cid, los Papeluchos, Coplas de Jorge Manrique, El Quijote, Martín Rivas, Doña Bárbara, La Vorágine… Después tuve que leer mucho en la Universidad en mi pregrado, cuando estudié para ser Profesor de Español.

Ahora leo mucho y releo también, para hacer mi programa de radio.

lester biblioteca

  • ¿Cuál es la crítica a la docencia por las bajas tasas de lectura en los jóvenes?

La crítica por las bajas tasas de lectura en los jóvenes no es a la docencia, perdóname, la crítica es a los jóvenes que no leen y especialmente a las familias, que no dan ejemplos lectores. Si la gente no lee ni el diario en su casa (ni en ninguna otra parte).

  • ¿Está de acuerdo con la lectura obligatoria?

Claro que sí. La lectura debiera ser obligatoria. Lo que no debiera ser obligatorio es el libro o texto que se lea. Yo creo que debiera haber en las empresas, por ejemplo, un tiempo dedicado a la lectura, de cualquier texto, pero leer (y a una hora elegida por el trabajador), aunque sea La Cuarta por internet, pero leer por unos diez a quince minutos POR LEY.

  • ¿Es más difícil llegar con el mundo literario a estudiantes de un liceo técnico profesional?

El prejuicio dice que sí. A mí me cargan los prejuicios. De hecho, alguna vez, en otra vida, juré luchar contra el prejuicio y la ignorancia.

Personalmente, no me ha resultado difícil, pues siempre negocio las lecturas. Y a mí me importa lo que mis estudiantes hacen con la lectura, es decir, me importa la producción de textos posterior.

  • ¿Qué técnicas usa? ¿Tienen buen resultado?

Desde mis inicios como Profesor, hace más de treinta años, doy libertad de elección. De un autor, digo varios títulos y que decidan cuál leer. No pregunto específicamente acerca de resúmenes, personajes, ambientes y acontecimientos, sino que opiniones acerca de ello, y con la clásica carta al autor o a la mamá o la polola, etc., en que hable del libro que leyó.

Yo creo que estas estrategias tienen resultado (y resultado positivo ¡jaja!)

  • Como lector ¿Qué piensa de los nuevos fenómenos literarios juveniles?

He leído unos pocos, a instancias de alumnos y por mi programa en la radio. Incluso, cuando no me gusta mucho el tema (magos, vampiros y licantropía, por ejemplo), me han ayudado con resúmenes hechos por los propios jóvenes lectores.

  • ¿Y como profesor de lenguaje?

A mí como profesor me interesa que lean, lo que sea, pero que lean. Yo no pienso en temas específicos, pienso en la lectura y los procesos mentales que esta provoca.

  • ¿Sus alumnos acuden a la biblioteca? ¿A qué?

No acudan precisamente a leer. La biblioteca es un espacio de comunicación, de esparcimiento, de trabajo intelectual, de relajo, pero no de lectura. Y a mí me parece bien. Yo creo que la biblioteca dejó de ser un espacio exclusivamente de lectura.

  • ¿Qué libro lo marcó? ¿Cuál es el que ha marcado a sus estudiantes?

El libro que más me ha marcado, porque hay varios, es “Demian” de Hermann Hesse, especialmente la breve introducción, que me parece una síntesis de filosofía moderna, el capítulo de los dos mundos y el del mal ladrón, en que critica a la religión que valora al arrepentido, aunque se arrepienta un poco antes de morir, en desmedro del que prefiere ser fiel a sí mismo y muere ladrón, sin arrepentirse a último momento y por conveniencia ante la probabilidad de otra vida.

Me parece que a mis alumnos les marca el que más vemos en el año, y han sido tantos: “La metamorfosis”, “Sub sole”, “El amor en los tiempos del cólera”, “El escarabajo de oro”, “El código da Vinci”… Me acuerdo que me molestaban harto con “El Axolotl” de Julio Cortázar. De hecho, me decían “Axolotl”. El año 2015 fue “Historia secreta de Chile” de Jorge Baradit. Adivinen cómo me decían algunos.

  • ¿Qué hacer para cambiar la percepción sobre el lector y sumar más personas al hábito de la lectura?

Yo creo que hay que innovar.

Si es necesario, con cómics, con revistas, con el Condorito, con textos cortos, pero que lean. Particularmente yo creo en el programa de Lectura Silenciosa Sostenida (que consiste, grosso modo, en que todo el colegio lee por un tiempo determinado a la misma hora) con variantes de la idea original, por supuesto, porque este programa es muy antiguo y me acuerdo que lo implementamos hace más de treinta años en la Escuela de Grumetes de la Armada de Chile. Actualmente no sé si lo realizan.

Lo que está pasando es que al menos en la hora de clase de Lenguaje muchos profesores hacen lectura silenciosa con sus estudiantes. Y a veces es la única ocasión en que los alumnos/as leen en la semana.

A mí me interesa formar lectores y en ese contexto realizo un programa en la radio de la Universidad de Concepción que se llama FICHA DE LIBROS y que además de buscar audiencia persigue despertar la curiosidad por leer ese libro del que hablo. Es un microespacio en que no solo doy el resumen del libro, sino que pongo las voces de autores, música pertinente y dramatizaciones.

En materia académica, desde hace unos pocos años estoy explorando el tema de la lectura y posterior producción de textos en clave de multimodalidad. Aquí les dejo las direcciones de dos libros digitales que contienen los trabajos de mis alumnos de Cuarto Medio del CEAT a partir de la lectura que hicieron de “Historia secreta de Chile” de Jorge Baradit.

Aquí mis estudiantes pasaron de lectores a productores de textos multimodales y finalmente se convirtieron en autores que aparecen en un libro ¿qué tal?

Revisa el del 4°B: AQUÍ.
Revisa el del 4°C: AQUÍ.

  • ¿Qué sugerencia de autores de literatura puede hacer a nuestros lectores?

Hay autores chilenos, de hoy, muy valiosos, que además nos enseñan una mirada distinta a la historia de Chile: Carlos Tromben (“Huáscar”), Francisco Ortega (“Logia”). Los recomiendo.

Pero me gustaría hacerle un homenaje a los clásicos, a aquellos que han hecho una notable contribución al desarrollo del arte literario:

  • Para entretenerse al más alto nivel: Gabriel García Márquez.
  • Para filosofar: Hermann Hesse.
  • Para sorprenderse: Julio Cortázar.
  • Para revalorar: Gabriela Mistral.
  • Para cuestionar riendo: Nicanor Parra.
  • Para enamorar, posicionar lo sencillo, comprometerse, resaltar la historia, no olvidar compromisos con las grandes luchas del pueblo chileno: Pablo Neruda.
Aquí en mi última visita al Poeta y Matilde, la primera de 2016. La próxima será cuando vuelvan sus restos a descansar, como lo pidió, y era, frente al mar de Isla Negra y junto a Matilde suya bienamada.
Aquí en mi última visita al Poeta y Matilde, la primera de 2016. La próxima será cuando vuelvan sus restos a descansar, como lo pidió, y era, frente al mar de Isla Negra y junto a Matilde suya bienamada.

Por:

Jonatan Yáñez Director Lecturas en el Sur
Jonatan Yáñez
Director
Lecturas en el Sur
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s